Las ventajas de la externalización son claras:
  1. Objetividad en el control.
  2. Mayor Independencia.
  3. Mayor respeto (menos confianzas) a un profesional externo que a un interno.
  4. Mayor aceptación de un control externo que de un control interno.
  5. Nivel de especialización más alto.
  6. Supervisión del trabajo por el socio responsable (política de cuatro ojos).
  7. Aprovechamiento de la experiencia obtenida en otros clientes.
  8. Secreto profesional y acuerdos de confidencialidad.
  9. Seguro de Responsabilidad Civil profesional.
  10. Sustitución en caso de baja.
  11. Ahorro de costes.
  12. El secreto profesional en el caso de los abogados internos de la empresa, a veces, es cuestionado en los juzgados españoles y cada vez con más frecuencia.

Solicite información gratuita y sin compromiso sobre la implantación del Plan de Prevención Penal

 

 

 

 

 

 

Curso eminentemente práctico sobre cómo realizar Planes de Prevención Penal y Compliance